BENEFICIARIOS

beneficiarios

 

La acción de INTEGRA es una respuesta ética a situaciones concretas de exclusión social, una respuesta desde la persona y para las personas. Se trabaja para personas concretas, lo que  exige tener una visión completa de quién es la persona para procurar así una atención integral y personalizada que le permita convertirse en el protagonista de su propia vida.

Trabajamos para ayudar a personas en riesgo de exclusión social como mujeres víctimas de violencia de género o con cargas familiares no compartidas, mujeres prostituidas y/o traficadas, ex drogodependientes, ex reclusos, jóvenes en situación o riesgo de exclusión y en libertad vigilada y personas sin hogar, así como a personas con discapacidad.