El proceso

Fundación Integra realiza la intermediación entre las entidades sociales y las empresas para lograr que las personas en riesgo de exclusión social y personas con discapacidad, consigan un trabajo. Las personas que llegan a nosotros siguen un itinerario personalizado que les permite desarrollar sus capacidades, recuperar su autoestima y fortalecer su compromiso y responsabilidad con su proceso de inserción. Este itinerario incluye las siguientes fases:

A partir de ahí diseñamos un itinerario personalizado que incluye las siguientes fases:

Fase de Acogida

Las personas son derivadas a través de una entidad social (servicios sociales, ong…) cuando ésta considera que es el momento idóneo para iniciar el proceso de búsqueda de empleo. Es fundamental la colaboración con la entidad de origen para ayudar a la persona en éste proceso, porque son los que la atienden a nivel asistencial y conocen sus circunstancias personales.

Cuando llega a nosotros, la entrevistamos de forma individual y personalizada para analizar su situación personal y experiencia previa, identificar sus competencias, sus preferencias laborales y diseñar en base a ello un itinerario personal con un plan de acción.

Fase de Formación y Desarrollo 

En éste itinerario es fundamental la participación en nuestra Escuela de Fortalecimiento donde trabajamos con ellos el desarrollo de habilidades personales y laborales a través de un programa de formación prelaboral en el que aprenden lo necesario para afrontar con éxito un proceso de selección. Algunas de las áreas trabajadas son: la motivación en la búsqueda proactiva de empleo, entrevista de trabajo, dinámicas de grupo, curriculum vitae, educación legal y financiera, emprendimiento….todo ello acompañado de un seguimiento personal, tutorías, mentoring y un proceso de coaching. Entendemos que cada persona tiene unas circunstancias personales y profesionales diferentes y adaptamos el proceso de integración laboral en base a ellas.

Fase de Derivación de Candidatos a la Empresa 

Después de haber recibo la formación, cuando las personas ya están preparadas para trabajar, son derivadas a las empresas para la cobertura de sus vacantes, suplencias ó cualquier necesidad de personal que pueda surgir. Una parte importante del éxito de la contratación es el seguimiento posterior que realiza la Fundación de las personas incorporadas. Para ello, la Fundación colabora estrechamente con los departamentos de rrhh con el fin de que la integración sea un éxito tanto para el candidato como para la propia empresa que apuesta por él.

Fase de Contratación y Seguimiento

Las personas que han sido contratas en la empresa son acompañadas tanto por la entidad social que las derivó, como por su técnico de Fundación Integra para ayudarles a resolver las dudas iniciales y asegurarnos de la buena adaptación de la persona al puesto.  Al mes de incorporarse a trabajar, pedimos a la empresa una valoración sobre su desempeño. Hasta el momento, el 90% de las valoraciones han sido positivas.  A partir de ahí, mantenemos con nuestros candidatos un seguimiento semestral durante el primer año para valorar su situación laboral y personal, cerrando de ésta forma el proceso de integración socio-laboral.

Con la inserción laboral completamos el trabajo que realizan las entidades sociales culminando el proceso de integración socio-laboral con una oportunidad de trabajo que hace que ésta sea una realidad.

Puedes saber más acerca de cómo trabajamos en el siguiente enlace.