Fundación Integra interviene en la mesa redonda de La Razón para analizar los diez años de la Ley de Igualdad.

Con motivo del décimo aniversario de la aprobación de la Ley de Igualdad, el diario La Razón organizó en su sede una mesa redonda en la cual cinco profesionales hicieron balance de la situación y sus resultados y concluyeron que aún queda mucho por hacer en materia de igualdad y lucha contra la violencia de género.

Ana Muñoz de Dios, directora general de Fundación Integra, intervino en la mesa redonda junto a Marta Pastor, directora y presentadora del programa de Radio 5 “Ellas pueden”; José Luis Casero, presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización  de los Horarios Españoles;  María Jesús del Barco, portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura; y Manuela Julia Martínez, presidenta del Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid.

Los participantes en la mesa de debate coincidieron en que diez años después de la aprobación de la ley queda mucho camino por recorrer, y destacaron el recién aprobado Pacto de Estado contra la Violencia de Género. En este marco, Ana Muñoz de Dios señaló que aún queda por hacer en materia de formación de las personas que atienden a las víctimas de violencia de género tanto en el plano sanitario como en el judicial. A juicio de la directora general de Fundación Integra, “la violencia de género es un problema de toda la sociedad y entre todos la tenemos que erradicar”.

Los participantes recordaron que a pesar de las 40.000 órdenes de alejamiento y las 48 mujeres víctimas mortales este año, sigue utilizándose el argumento de la denuncia falsa cuando solo lo es una de cada 20.000. También hicieron referencia a la aparición de un nuevo machismo, muy sutil, que están aprendiendo los niños a través de la televisión. Por ello, subrayaron la importancia de la educación, que se ha convertido en una herramienta indispensable para evitar acciones de violencia machista, también en el ámbito laboral.

Ana Muñoz de Dios lamentó que habitualmente en televisión sólo se incide en la denuncia por parte de las mujeres maltratadas. En estos casos “hay que ayudarlas a buscar alternativas” como encontrar un empleo que les va a permitir retomar las riendas de su vida y tener la posibilidad de creer en un futuro alejadas de sus maltratadores.