Mujeres que han sufrido violencia de género: un paso hacia una nueva vida con Fundación Repsol

Un empleo puede ser el primer paso hacia una nueva vida, especialmente para las mujeres que han sido víctimas de violencia de género, ya que les permite poner en valor sus capacidades y habilidades para afrontar el futuro con ilusión.

Veinte mujeres empiezan hoy su proceso de formación con el proyecto Mujeres caminando hacia el empleo. Una iniciativa de Fundación Repsol y Fundación Integra que celebra su quinta edición.

El proyecto, que este año se desarrolla en Madrid y Sevilla, ofrece un programa de formación integral a mujeres víctimas de violencia de género, con el objetivo de que inicien una nueva etapa a través de su incorporación a la vida profesional.

En esta edición se formará a las mujeres en gestión comercial y atención al cliente.  Además, como novedad, todas las mujeres realizarán prácticas en estaciones de servicio Repsol. Además, para completar su formación, algunas mujeres realizarán un periodo adicional de prácticas no laborales.

Paralelamente, para apoyarlas en todo el proceso de integración laboral, todas las mujeres recibirán sesiones de empoderamiento, coaching y asesoramiento sobre las distintas vías de búsqueda de empleo, incluyendo tanto el trabajo por cuenta ajena como el emprendimiento.

Además, en el proyecto colaboran voluntarios Repsol, que imparten diferentes sesiones de formación y orientación, en base a su experiencia profesional, para ayudar a las mujeres a poner en valor sus capacidades y recuperar la confianza en sí mismas.

Esta iniciativa, que comenzó como proyecto piloto en Madrid en 2014, ha beneficiado hasta el momento a más de 70 mujeres, que han tenido la oportunidad de empezar una nueva vida. Además, Fundación Repsol también colabora con Fundación Integra en otras campañas contra la violencia de género, con el objetivo de sensibilizar al conjunto de la sociedad.