Finaliza la primera edición de “Juntas contra la violencia de género”, proyecto de Mutua Madrileña y Fundación Integra en el que el voluntariado ha sido un eje fundamental

Un proyecto que ha mejorado la empleabilidad de 22 mujeres víctimas de violencia de género.

Uno de los ejes fundamentales del proyecto ha sido la implicación de voluntarias corporativas de la compañía que han apoyado a las participantes en su fase formativa.

Finaliza la primera edición del proyecto “Juntas contra la violencia de género” que han llevado a cabo Mutua Madrileña y Fundación Integra durante seis meses gracias al cual 22 mujeres que han sufrido violencia de género han visto mejoradas sus opciones de acceder a un empleo gracias a la formación especializada en habilidades pre-laborales.
Para la realización de este proyecto, Mutua Madrileña ha buscado la implicación de las mujeres de su plantilla, sensibilizándolas ante esta realidad social y aumentando así su compromiso a través del voluntariado, tanto a nivel empresarial como individual.
Las empleadas de la compañía, que han impartido diferentes talleres en la Escuela de Fundación Integra a estas mujeres, también han compartido con ellas sus experiencias y conocimientos, ayudándoles a mejorar sus posibilidades de encontrar un trabajo que cambie sus vidas.
Elena Talavera, una de las voluntarias de Mutua que han participado en el proyecto cree que su participación le ha permitido “sentirme muy útil y plantearme participar en más actividades de voluntariado en el futuro”. El haber formado parte de esta iniciativa a Elena le hace sentirse orgullosa de pertenecer a su compañía que le ha dado la oportunidad de “profundizar en la problemática de nuestra sociedad y poner nuestro granito de arena para ayudar a quienes sufren”.
La realización de este proyecto contó con una jornada de sensibilización y formación a las empleadas de Mutua Madrileña que posteriormente impartieron talleres de motivación y habilidades pre-laborales para que estas mujeres afronten una entrevista de trabajo con éxito. Aumentando así sus probabilidades de conseguir un empleo que les ayude a salir adelante, lejos de su maltratador, forjándose un nuevo futuro al lado de sus hijos.
Tratándose de un tema tan serio como la violencia de género, Elena sentía “dudas de cómo enfocar el taller, cómo reaccionarían las alumnas” y afirma que “te das cuenta de que no hay que tener ideas preconcebidas ya que estas mujeres son fuertes y todo un ejemplo de superación”. Ante todo, Elena ha intentado “transmitirles optimismo y confianza en su capacidad para encontrar un empleo”.
A través de esta iniciativa Mutua Madrileña consolida su compromiso en la lucha contra la violencia de género implicando a los empleados de la compañía. Gracias a la colaboración de empresas como Mutua Madrileña Fundación Integra ha podido facilitar más de 3.550 contratos a mujeres que han sido víctimas de violencia de género.