Proyecto Hombre y Fundación Integra reactivan su colaboración para dar oportunidad laboral a personas exdrogodependientes

Proyecto Hombre y Fundación Integra reactivan su colaboración para que personas que ya se encuentran rehabilitadas y fuera de las drogas pueden rehacer su vida gracias a un empleo.

Ana Muñoz de Dios, Directora General de Fundación Integra, y Nieves Palacios García, Directora Técnica del Centro Español de Solidaridad Proyecto Hombre Madrid, han sido los encargados de llevar a cabo la firma de este convenio.

La colaboración que empezó en 2003 vuelve a retomarse con más fuerza este año. Para ello han firmado un convenio en el que se recoge que ambas entidades trabajarán juntas para dar más oportunidades a personas que tras dejar un pasado de drogas, quieren comenzar una nueva vida.

Por su parte, Ana Muñoz de Dios ve en este acuerdo “una forma de relanzar la colaboración conjunta y poder facilitar un trabajo digno a personas, que solo quieren mirar al futuro y que cuando obtienen un empleo se aferran a él, con un elevado porcentaje de satisfacción por parte de sus jefes en las empresas donde trabajan”. Por su parte, Nieves Palacios considera, de acuerdo a los objetivos que persigue el CES Proyecto Hombre Madrid, que “la integración laboral forma parte esencial del proceso de recuperación de la autonomía de las personas que han tenido un problema de adicción. El empleo es necesario no solo para cubrir las necesidades básicas económicas de la persona, sino también en el proceso de socialización, y en las relaciones convivenciales. A lo largo del proceso terapéutico que realiza la persona durante el tratamiento, se ha dotado de habilidades y estrategias que en el momento de acceder al mundo laboral se ponen en marcha y ayudan en este paso hacia la autonomía personal”.

Desde 2003 que empezara la colaboración, Fundación Integra ha entrevistado a 217 personas que venían procedentes de Proyecto Hombre en distintas ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla e Islas Baleares.

Fundación Integra trabaja como intermediaria entre más de 220 entidades sociales y 57 empresas que apuestan por un empleo socialmente responsable para ofrecer oportunidades laborales a personas en exclusión social severa pertenecientes de colectivos como mujeres que han sufrido violencia de género, que han sido prostituídas, personas exdrogodependientes, reclusos o exreclusos…. La Fundación ha conseguido más de 12.000 empleos a estas personas.

La Fundación Proyecto Hombre cuenta con una trayectoria de 25 años en la atención integral a personas drogodependientes. Durante esta andadura ha logrado alejar del consumo a 16.000 jóvenes y adultos.  Su objetivo se centra en el estudio, la prevención y erradicación de las adicciones y problemáticas conexas, de carácter familiar, sanitario y social.