Profesionales de la Universidad Francisco de Vitoria impulsan su voluntariado con Fundación Integra

Los profesionales de la Universidad Francisco de Vitoria han realizado la “semana del voluntariado” en la Escuela de Fundación Integra donde han compartido su experiencia y su tiempo con los más vulnerables de la sociedad.

El objetivo ha sido ayudar a los participantes en la Escuela de la Fundación a identificar sus capacidades y ponerlas en valor, así como brindarles las herramientas y conocimientos necesarios para iniciar su proceso de integración socio-laboral. Un trabajo para ellos puede suponer el fin de la exclusión y el inicio de una nueva vida.

Los voluntarios de la Universidad que han participado en esta iniciativa, fundamentalmente profesionales del área de RRHH, han ayudado a personas en exclusión social a mejorar su empleabilidad para abordar el reto de la búsqueda de empleo y superar con éxito una entrevista de trabajo para conseguir así revertir su situación.

Desde el año pasado, los empleados de la Universidad realizan voluntariado de forma periódica en la Escuela de la Fundación. En esta ocasión han sido 13 los voluntarios que han participado y, para algunos de ellos, como Mara Sánchez Benito, Directora de Selección y Gestión del Talento, ha sido su primera experiencia.

Mara tiene claro que va a repetir como voluntaria porque “con pequeñas cosas ayudas muchísimo, trasladas ilusión, aportas motivación… lo ves en sus caras. Para mí, es un público con una realidad muy distinta a la que me enfrento en mi día a día.  Sales de tu zona de confort. Venimos con mucha ilusión, con el único objetivo de ayudarles, en la medida de lo posible, para que puedan salir de la situación en la que se encuentran. Tener un trabajo les va a dar la oportunidad de volver a formar parte de la sociedad, de donde en algún momento de su vida se sintieron excluidos”.

Para otra de las formadoras, Belén García, del área de Desarrollo de Personas en la UFV, que repite esta semana como voluntaria, su experiencia siempre es sinónimo de “aprendizaje”. “Nosotros no tenemos todo el saber, solo contribuimos a descubrir sus habilidades para que ellos saquen lo mejor de sí mismos. Es gratitud lo que yo siento, recibo más de lo que doy, esa es mi sensación. No tenemos una varita mágica. Espero aportar mi granito de arena.

Ellos son fuertes, buscan la motivación y tienen talento, lo llevan dentro y por circunstancias no han podido demostrar de lo que son capaces. Para mí, ir a la Escuela de la Fundación es un reto, nunca hay un día igual”.

Fundación Integra, con la colaboración de las empresas, entidades sociales y la labor de los voluntarios corporativos, como los profesionales de la UFV, ha facilitado 13.000 empleos a personas en exclusión social desde 2001, que han podido encontrar una segunda oportunidad y revertir su situación.