Profesionales de Capgemini reducen la brecha digital y mejoran la empleabilidad de personas en exclusión social a través del voluntariado en Fundación Integra

Bajo el título “Reduciendo la brecha digital para la inclusión social”, Capgemini desarrolla un proyecto junto con Fundación Integra cuyo objetivo es facilitar la integración laboral de personas que se encuentran en exclusión social.

Con la automatización y la revolución digital, el mundo se enfrenta a una enorme brecha y discontinuidad digital, con efectos negativos directos en la marginación de las personas.

Con este proyecto Capgemini traslada el compromiso social de la compañía a los empleados, ofreciéndoles la oportunidad real de ser parte activa del mismo, y facilitando la inclusión digital y laboral de personas que se encuentran en exclusión social a través de talleres que les permiten mejorar su empleabilidad gracias al aprovechamiento de las nuevas tecnologías, utilizando el móvil como una herramienta más para encontrar nuevas oportunidades de empleo, reduciendo la brecha digital existente y normalizando el acceso a las TIC.

Desde que empezara el proyecto en abril, 16 voluntarios han impartido estos talleres a más de 60 personas en exclusión social quienes han aprendido a crear una cuenta de correo electrónico, mejorar el curriculum en pdf, conocer los distintos portales de búsqueda de empleo, manejar las redes sociales… Para estas personas un empleo supone una oportunidad de salir de la exclusión. Un empleo es un techo y un plato de comida para sus hijos. Es sentirse realizados y orgullosos de sí mismos. Sentirse parte de la sociedad y un miembro más, activo y productivo.

Para Juan David Morillas, uno de los voluntarios del área de infraestructuras de Capgemini, “el potencial que trasmiten sin pensarlo estas personas es muy importante, a mí personalmente me enriquece y para todos los que trabajamos con personas sería fundamental pasar por la experiencia”. Para Morilla, en este taller intenta trasmitir su conocimiento, ofrecer un poco de su tiempo e “integrar a estas personas dentro de este mundo tecnológico que cada vez tiende a cambiar a una velocidad mayor”.

Miguel Angel López, del área de ingeniería de datos de Capgemini, participar como voluntario ha significado “tener una oportunidad para poder colaborar con personas en exclusión social, escuchar, desarrollar la empatía y aportar lo que pueda para reducir la brecha tecnológica que cada vez es mayor entre los más vulnerables”. “Las tecnologías se van complicando y hay gente que se queda atrás. Dentro de cada persona existen inquietudes que van más allá de lo profesional que necesitas compartir y desarrollar para poner tus habilidades y conocimientos al servicio de las personas más vulnerables”. Para Miguel Angel, hacer voluntariado con Fundación Integra, “es una manera de redescubrir lo que puedes aportar o dar. Nunca sabes si algún día vas a ser tú quien necesite una segunda oportunidad”