Se clausura la 6ª edición del proyecto “Mujeres caminando hacia el empleo” de Fundación Repsol y Fundación Integra

El proyecto que han llevado a cabo Fundación Repsol y Fundación Integra “Mujeres caminando hacia el empleo” en Madrid, dirigido a mujeres víctimas de violencia de género con perfiles cualificados, ha finalizado con la incorporación al mercado laboral del 80% de sus participantes.

La clausura, que se ha celebrado en el Sede de Savills Aguirre Newman en Madrid, ha contado con la participación Carmen Arrabe, Gerente Personas y Organización Campsared de Repsol,  António Calçada, Director General de Fundación Repsol y,  Ana Botella, Presidenta Ejecutiva de Fundación Integra.

Carmen Arrabe ha señalado que “desde Campsared llevamos participando en el programa “Mujeres caminando hacia el empleo” desde 2014 con la incorporación en prácticas de nuestras estaciones de servicio (EESS) de más de 25 personas, algunas de las cuales se han incorporado a trabajar con nosotros y a día de hoy siguen. “Nos sentimos orgullosos porque esta es la muestra tangible de que  es posible conjugar una estrategia de responsabilidad social con una estrategia de negocio anticipándonos a las necesidades, y dando oportunidades de empleo a colectivos que tienen especiales dificultades de acceso al mercado”, añadió.

Antonio Calçada ha asegurado que el éxito de este programa reside en que hay una gran implicación de todas las partes que trabajan para conseguir el fin último del programa que es empoderar a las mujeres, que vuelvan a sentirse valoradas laboralmente y brindarles una nueva oportunidad para comenzar de nuevo.

Ana Botella ha agradecido a Fundación Repsol y a Repsol su implicación y colaboración en dicho proyecto, “que marca un antes y un después en la vida de estas mujeres porque desde que empezaron y hasta el día de hoy, el cambio en ellas ha sido increíble”

Dicho proyecto, que ya se encuentra en su VI edición, ha contado en esta ocasión con la participación de diez mujeres víctimas de violencia de género de las cuales ocho han encontrado un empleo antes de la finalización del mismo.

Este proyecto busca mejorar la empleabilidad de estas mujeres y fortalecerlas, para que recuperen la esperanza, la motivación y la seguridad en sí mismas, acompañándolas durante todo el proceso de cambio en sus vidas, prestándoles el apoyo necesario para convertirse en las líderes de su propio futuro. Encontrar un empleo les va ayudar a comenzar una nueva vida lejos de la violencia.

Durante seis meses, estas mujeres han recibido formación para la búsqueda de empleo y han realizado prácticas en Estaciones de servicio de Repsol, adquiriendo habilidades sociales y de fortalecimiento a través de talleres impartidos por 20 voluntarios Repsol. Estos voluntarios también tienen la posibilidad de hacer procesos de coaching con estas mujeres

Un proyecto que Fundación Repsol puso en marcha junto a Repsol y a Fundación Integra por primera vez en 2014, y que ha permitido a más de un centenar de mujeres a formarse e incorporarse al mercado laboral para salir de su situación de violencia y poder ser libres.

Gracias a un empleo digno, vuelven a ser mujeres fuertes, independientes, madres capaces de sacar adelante a sus hijos, mujeres realizadas y orgullosas de sí mismas.