Fundación Integra ha facilitado un empleo a 745 personas en exclusión social en el primer semestre del año.

Durante el primer semestre de 2019, Fundación Integra ha facilitado un empleo a 745 personas en exclusión social severa, un 5% más con respecto al mismo periodo del año anterior. De estos empleos se han beneficiado mujeres víctimas de violencia de género, personas con discapacidad, reclusos y exreclusos, exdrogodependientes, personas sin hogar, y familias en situación de exclusión social entre otros.

Las contrataciones han venido gracias a las ofertas laborales que las empresas colaboradoras ofrecen a Fundación Integra para integrar en sus plantillas a las personas más vulnerables de la sociedad. Hablamos de grandes compañías como Acciona, ACS, ALSA, Barceló, Carrefour, Ferrovial, Iberia, Indra, FCC, OHL, CLECE, Grupo Eulen, Urbaser…que son patronas de la Fundación y otras empresas que también forman parte de Compromiso Integra, una red de empresas comprometidas con el empleo responsable que la Fundación lanzó en 2015.

Fundación Integra ofrece formación socio-laboral para que personas en exclusión social mejoren su empleabilidad y puedan disponer de las herramientas necesarias para su integración laboral, ajusta la selección de perfiles para que cubran las demandas laborales de la empresa y realiza un seguimiento tras cada contratación para garantizar que la integración se ha realizado con normalidad y anonimato.

Las empresas se han convertido en el motor de cambio de la sociedad dando segundas oportunidades a personas para las que un empleo se convierte en una salvaguarda para aferrarse a la vida y tener un futuro.

El 92% de las personas contratadas son valoradas positivamente por sus responsables directos. El resto de las valoraciones no están relacionadas directamente con la exclusión social, debido a que son circunstancias de impuntualidad o no superación del periodo de prueba.