Ana Botella destaca la integración laboral como cualidad de una sociedad sana en el III Congreso Iberoamericano organizado por CEAPI

El III Congreso Empresarial Iberoamericano, organizado por el Consejo Alianza por Iberoamérica (CEAPI), ha reunido en Madrid a 500 presidentes de grupos empresariales y representantes de las economías Iberoamericanas.

El objetivo de dicho Congreso ha sido buscar fórmulas para contribuir a la implantación de un nuevo modelo energético más respetuoso con el medio ambiente; analizar los retos de la empresa familiar; estudiar el cambio que impone la economía digital y afrontar el desafío de la innovación permanente.

Ana Botella, presidenta ejecutiva de Fundación Integra, participó en la sesión inaugural Mujer, empresa y liderazgo junto a María José Álvarez, presidenta de Grupo Eulen; Bettina Bulgheroni, presidenta de Fundación Educando; Antonio Pérez Hernández, presidente de Casa América, y Núria Vilanova, presidenta de CEAPI y Atrevia. Todos ellos hablaron del papel de la mujer empresaria, de su labor en el campo social y su liderazgo en empresas globales.

Para Ana Botella, “uno de los problemas que tiene ahora mismo Europa y España es la pobreza demográfica, no podemos mantener el sistema de bienestar social con los datos que tenemos”. En su intervención, Botella habló de los 14.000 empleos que Fundación Integra, entidad que preside, ha facilitado a personas en exclusión social. “Estas personas han obtenido un 90% de éxito en el desempeño de su trabajo y solo a través de la integración laboral han podido ser recuperados por la sociedad para volver a formar parte de ella”.

En el Congreso se puso de manifiesto que las cualidades principales que representan el compromiso social de la mujer en el siglo XXI son: la toma de conciencia de los diferentes problemas que afectan tanto a la sociedad como a la empresa, la preocupación por analizarlos y entenderlos y el firme compromiso de hacerles frente de la forma más eficaz y eficiente.