ENERO 2020. Mención Especial de RRHH para VICTORIA GALÁN de GESVALT

Victoria Galán Galván, directora de personas de Gesvalt, ha conseguido la primera Mención Especial de RR.HH. del año, que Fundación Integra otorga a los profesionales de Recursos Humanos por su labor especial en el proceso de contratación de personas que se encuentran en situaciones vulnerables.

A nivel profesional, se sienten útiles, necesarios, valiosos y valorados, parte de un conjunto que les acepta sin reservas. Aligeran sus mochilas del pasado, de sus clichés, de sus miedos.  Normalizan cada una de sus casuísticas al unirse a un equipo que en ellos ven una mano más para ayudar a que salga el trabajo. Y les da la oportunidad de ver un horizonte en su vida para tomar las riendas de sus propias decisiones.

¿Cuánto tiempo lleva tu empresa colaborando con Fundación Integra y cuándo empezaste a implicarte tú en esta colaboración?

Desde el inicio de nuestra colaboración en 2017, el área de Personas de Gesvalt, impulsa con muchísima ilusión el compromiso adquirido con Fundación Integra. Diría que mi aportación es continua e intensa. Por un lado, como voluntaria, seleccionando candidatos o liderando campañas de comunicación externa e interna.

Y por otro, impulsando junto a otros compañeros “embajadores”, la adhesión de nuevos voluntarios y participantes en los talleres de la escuela de fortalecimiento con testimonios. En definitiva, compartiendo la experiencia.

Vosotros integráis en vuestra plantilla a personas en exclusión social que os enviamos desde Fundación Integra. ¿Qué crees que aportan a vuestro equipo? 

En primer lugar, conciencia social. Ya que viven una realidad de la que no somos conscientes en nuestro día a día. Además, aportan un alto sentimiento de pertenencia. Cuando tu compañía ofrece la oportunidad de realizar estas acciones, aumenta tu percepción sintiéndote más cómplice de formar parte de ella. Y, por último, orgullo personal. Porque el tiempo dedicado no es comparable al retorno tan importante que se recibe.  Es muy común escucharles decir: “Recibes por triplicado lo que das”.

¿Qué 3 cualidades destacarías de las personas a las que integráis?

Son personas muy, muy agradecidas, que ponen en valor cada día la oportunidad que se les brinda. Además, poseen un potente sentimiento de realización, acuñan el “querer es poder”. Se sienten como ejemplo y referente de otros.  Y también destacaría que son personas que desde la humildad recuperan las ganas de superarse, tanto personal como profesionalmente. Sienten que ayudan y se dejan ayudar. Forman parte de un equipo e incrementan y mejoran sus relaciones interpersonales.

Integráis también a personas con discapacidad. ¿Cómo valoras el apoyo de Fundación Integra en vuestro cumplimiento de la LGD (Ley General de Discapacidad)?

Gracias a Fundación Integra hemos incorporado empleados que desde el inicio se han sentido acompañados y tutelados por los profesionales de Fundación Integra. Tanto en el proceso de selección como incorporación a Gesvalt, el trato es cercano y el seguimiento, continuo. Cuando aterrizan en las empresas, estas personas, se sienten algo “desbordadas” y para su correcta integración es vital el apoyo de ambas partes. Cualquier detalle que para nosotros es una cotidianidad, si no estás ahí, se les queda grande y por ello agradecen infinito la cercanía que les ofrecemos.

Fundación Integra colabora con el equipo de RR.HH. de la compañía para la cobertura de sus necesidades de personal. ¿Qué aporta esta colaboración a vuestro equipo de RR.HH.? ¿Qué buenas prácticas destacarías?

Nos aporta una eficaz adaptación, empatía, mucha comunicación, agilidad, seguimiento… Son el estupendo partner para acompañar al equipo de RRHH en la cobertura de nuestros recursos.

¿Qué crees que supone para estas personas la grandísima segunda oportunidad que les dais desde vuestra empresa a nivel profesional y personal?

A nivel profesional, se sienten útiles, necesarios, valiosos y valorados, parte de un conjunto que les acepta sin reservas. Aligeran sus mochilas del pasado, de sus clichés, de sus miedos.  Normalizan cada una de sus casuísticas al unirse a un equipo que en ellos ven una mano más para ayudar a que salga el trabajo. Y les da la oportunidad de ver un horizonte en su vida para tomar las riendas de sus propias decisiones. Y a nivel personal, aporta seguridad, mejora de autoestima, incrementa su curiosidad por aprender, les aporta autonomía, energía e ilusión por la que luchar. No podemos olvidar, que mejora su calidad de vida en toda su dimensión. Los datos hablan por sí solos: el 87 % de las personas que encuentran empleo gracias a la Fundación Integra están satisfechas con su trabajo siendo su índice de satisfacción con el empleo tres veces superior a la media del mercado de trabajo.

¿Cómo valoras la gestión y coordinación diaria con Fundación Integra en la integración de estas personas? ¿Qué destacarías de ella?

Con la Fundación Integra siempre te sientes acompañado, bien asesorado y te ofrecen mil y una facilidades para que la integración sea lo más eficiente y natural.

¿Qué le dirías a otras empresas que todavía no han conseguido derrumbar las barreras y miedos que frenan la integración de personas en exclusión social en su plantilla?

Me encantaría compartir con ellas nuestra experiencia personal y ayudarles a naturalizar esta integración. Son tantos los beneficios, que hay que vivirlos en primera persona para saberlos transmitir. Desde la vivencia se convence.

Y por último… ¿Tienes alguna inquietud social o recomendación para nosotros que nos ayude a mejorar?

Que sigáis construyendo cada día, generando ilusión, creando nuevas vidas. A todos los que no les han favorecido las circunstancias en su vida, hacerles saber que cuentan con Fundación integra para abrirles ventanas a nuevas oportunidades que por si mismos no son capaces de lograr. Millones de gracias.