Día del trabajador. Fundación Integra, en estos dos últimos meses, ha facilitado más de 200 empleos a personas en exclusión social.

En el día del trabajador, queremos reconocer de una forma especial la labor, hasta hace poco invisible, que vienen desempeñando personas en exclusión social y que, debido a las circunstancias, ha cobrado una importancia crucial.

Fundación Integra ha ofrecido en estos dos últimos meses más de 200 contratos a personas en exclusión social que están cubriendo puestos que tienen que ver con la pandemia, con sustituciones de bajas por contagio, o personal de limpieza y desinfección. Trabajadores que están dando lo mejor de sí mismo y se sienten felices por tener un empleo, aunque sea fruto de las oportunidades del momento.

Es el caso de Juan, al que la vida le ha cambiado después de vivir en la calle y de llevar un año buscando un empleo. Ahora está limpiando la UCI de un Hospital de Barcelona. Al principio le daba un poco de miedo, pero confiesa que “le ha aportado mucho esta situación” porque tener un empleo va más allá de tener dinero, “he visto las cosas de otra manera, me siento útil, y esa sensación me hace libre”. Para María, mujer divorciada y víctima de violencia de género, que comenzó a trabajar también en la limpieza y desinfección de un hospital cuando comenzó esta pandemia, afirma que a raíz de estar trabajando ha mejorado su situación, no solo económicamente sino también personalmente “el trabajo me ha dado fuerza”.

Sin embargo, a pesar de la necesidad de tener un empleo, hay personas que tienen dificultades para aceptar el puesto de trabajo: por ser población de alto riesgo ya que su salud está debilitada debido a su pasado con las drogas, patologías previas o vivir con padres, parejas, que sean de riesgo, porque no tienen una red de apoyo, porque en su centro de acogida o casa de alquiler no les permiten salir por miedo al contagio.

La realidad es que la situación de las personas que se encuentran en exclusión social se ha visto agravada en tiempos del coronavirus por las condiciones de habitabilidad que tienen y sus dificultades económicas, lo que es especialmente preocupante el empleo es la mejor medida social que puede tener una persona en situación de exclusión social para salir adelante y tener así una segunda oportunidad que le permita comenzar una nueva vida.

Hoy es el día del trabajador, pero no queremos que deje de serlo ningún día del año, y que las empresas y la sociedad, no olviden la labor desempeñada en estos momentos difíciles ni la dedicación de aquellas personas que se encuentran al otro lado de la barrera social.

Fundación Integra en 2020 gracias a sus empresas colaboradoras ha ofrecido más de 500 ofertas laborales a personas en exclusión social.