8 mujeres víctimas de violencia de género mejoran sus posibilidades de obtener un empleo gracias a Fundación Repsol y Fundación Integra

Ha finalizado la VII edición de Mujeres caminando hacia el empleo, un proyecto desarrollado por Fundación Repsol y Fundación Integra. Su objetivo es apoyar la calidad de vida de mujeres que han sufrido violencia de género, mejorar su empleabilidad y facilitar su incorporación al mercado laboral.

Durante esta edición y debido a la pandemia del Covid-19 y al estado de alarma, el desarrollo de las actividades programadas, se han visto modificadas sin perder su principal objetivo: recuperar y devolver la confianza y autoestima a las mujeres, gracias a un programa que ha incluido un completo proceso de orientación, fortalecimiento personal y formación pre laboral personalizado para cada mujer, con el fin de lograr su inserción real en la sociedad.

Además, y debido a las circunstancias, Fundación Integra ha realizado un seguimiento más exhaustivo de todas las participantes en el proyecto, detectando necesidades básicas, gestionando ayudas económicas para suministros, alquiler de viviendo o alimentos, y ofreciendo acompañamiento emocional telefónico.

Este proyecto que se ha realizado en Madrid y que comenzó en enero, se ha adaptado ante la imposibilidad de realizar la formación práctica en el puesto de trabajo, llevando a cabo procesos de coaching, mentoring con directivos de empresa y dotando a las participantes, con becas para la formación on-line adaptada al su perfil profesional.

Esta iniciativa, que se inició como proyecto piloto en Madrid en 2014, ha beneficiado a un total a 110 mujeres víctimas de malos tratos, de las cuales, el 70% han encontrado un empleo, que les han dado la oportunidad de empezar una nueva vida lejos de la violencia de género gracias a un empleo.