Alsa y Fundacion Integra lanzan una nueva campaña para la integración laboral de los más vulnerables

Más de 30.000 clientes de la compañía han colaborado con Fundación Integra realizando microdonaciones al adquirir sus billetes

Con motivo de la celebración el próximo 25 de noviembre del Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer, el operador de movilidad Alsa y Fundación Integra lanzan una nueva campaña de microdonaciones entre sus clientes.

Al adquirir su billete online en la Web de la compañía, los viajeros de Alsa pueden de forma opcional contribuir económicamente a través de una donación para que personas en riesgo de exclusión social reviertan su situación gracias a un empleo.

El dinero donado por los viajeros se destinará a ayudar en su camino hacia el trabajo a mujeres que han sufrido violencia, para que vuelvan a convertirse en dueñas de su futuro.

“Hay gestos que lo cambian todo” es el lema con el que Alsa se une y da visibilidad a esta nueva campaña con la que esperan alcanzar un elevado grado de participación para luchar contra la violencia hacia la mujer.

MAS DE 30.000 CLIENTES

Desde que comenzó esta iniciativa en 2016, ya han sido más de 30.000 viajeros de Alsa los que han apoyado con su donación la integración laboral de los más vulnerables de la sociedad.

Durante seis meses de forma alterna, cada año Alsa y Fundación Integra ponen en marcha diversas campañas en la que traslada a los clientes que adquieren un billete a través de su Web (www.alsa.es) su compromiso con la integración laboral de personas en exclusión social severa: personas que han salido de la cárcel, de las drogas, de la calle, mujeres víctimas de violencia o personas con discapacidad, que necesitan un empleo que les permita vivir con dignidad y tener un futuro.

El confinamiento y la pandemia han incrementado el número de mujeres que sufren esta lacra y que necesitan un trabajo para empezar una nueva vida.

Desde el año 2004, en el que Alsa se incorporó al patronato de la Fundación Integra, la compañía ha ofrecido un puesto de trabajo a 40 personas en situación de exclusión social.