Noviembre 2020. Mención Especial de RRHH para Julien Veyrier, Director Área Corporativa y Recursos Humanos de Carrefour España

Más allá del desempeño y de la profesionalidad que esperamos y que caracteriza al conjunto de nuestros empleados, creo que estas personas destacan por su capacidad de resiliencia, sus ganas de sobrepasar las dificultades y el valor que le dan al trabajo bien hecho. Creo que con la situación actual que vivimos, las empresas, sea cual sea su sector o su tamaño tienen que esmerarse en apoyar a la ciudadanía y no separar su propósito económico de su labor de integración social

¿Cuánto tiempo lleva tu empresa colaborando con Fundación Integra y cuándo empezaste a implicarte tú en esta colaboración?

Aunque nos cueste creerlo, ya son casi 20 años, desde el año 2001, fecha en la que nace nuestra Fundación… Y en cuanto al tiempo que llevo yo, puedo afirmar que me presentaron la labor de Fundación Integra nada más llegar a Carrefour España, el año pasado. Aquí las acciones de Fundación Solidaridad Carrefour y el compromiso social de la empresa se encuentran con una coherencia exquisita, y mi papel es precisamente potenciar esta sinergia.

Vosotros integráis en vuestra plantilla a personas en exclusión social que os enviamos desde Fundación Integra. ¿Qué crees que aportan a vuestro equipo? Enumera al menos 3 aspectos positivos.

Son muchos los aspectos positivos de este programa y no resulta fácil jerarquizarles. Diría que lo más evidente es nuestra fuerza a la hora de integrar en nuestros equipos a gente muy diversa, y apostar por su posible desarrollo profesional. Para nosotros es un reto y a la vez una satisfacción conseguirlo con los colectivos más alejados del mercado laboral. Como empresa de distribución, además, acogemos cada día a todo el conjunto de la sociedad española, y siempre me ha parecido esencial que nuestros equipos reflejan toda la diversidad de la misma. En este sentido, mi objetivo es normalizar su incorporación a nuestra empresa, entre otros, priorizando el anonimato respecto a la fuente de reclutamiento.

¿Qué 3 cualidades destacarías de las personas a las que integráis?¿Qué cualidades destacarías de las personas en desventaja social a las que integráis?

Más allá del desempeño y de la profesionalidad que esperamos y que caracteriza al conjunto de nuestros empleados, creo que estas personas destacan por su capacidad de resiliencia, sus ganas de sobrepasar las dificultades y el valor que le dan al trabajo bien hecho. Nos recuerdan siempre la importancia de estas cosas que pueden parecer tan sencillas y evidentes como formar parte de un equipo, tener objetivos y alcanzarlos o ser reconocido por su trabajo.

Integráis también a personas con discapacidad. ¿Cómo valoras el apoyo de Fundación Integra en vuestro cumplimiento de la LGD (Ley General de Discapacidad)?

En efecto, para nosotros la integración laboral de profesionales con discapacidad o en situación de desventaja social es sin duda una gran prioridad y no tanto en términos de la Ley General, sino como propósito de empresa. Porque el talento, afortunadamente no entiende de clases sociales, género o discapacidad, pero sí se esconde entre esas categorías. Detectar este talento, y acercarlo a nuestra empresa es el apoyo inmejorable que nos aporta Fundación Integra.

Fundación Integra colabora con el equipo de RR.HH. de la compañía para la cobertura de sus necesidades de personal. ¿Qué aporta esta colaboración a vuestro equipo de RR.HH? ¿Qué buenas prácticas destacarías?

Sin duda alguna la complementariedad y la seguridad de estar trabajando con grandes profesionales capaces de conectar las necesidades del mercado laboral con la aportación de valor que pueden ofrecer los candidatos de la bolsa de empleo en situación de desventaja social.

¿Qué crees que supone para estas personas la grandísima segunda oportunidad que les dais desde vuestra empresa a nivel profesional y personal?

A nivel profesional: la oportunidad de desarrollarse profesionalmente en una empresa como la nuestra con más de 90 oficios y 1200 puntos de venta. Una empresa que apuesta por el crecimiento personal y profesional de todas y cada una de las personas que la conformamos. Una empresa que no prejuzga. Ávida de descubrir lo que cada uno podemos aportar al proyecto profesional

A nivel personal, destacaría el incremento del nivel de autonomía y bienestar. Tanto económico como físico, social o emocional… derivado de algo tan elemental y vital como es tener acceso a una oportunidad laboral.

¿Cómo valoras la gestión y coordinación diaria con Fundación Integra en la integración de estas personas? ¿Qué destacarías de ella?

Diría que la pregunta se contesta sola después de haber dicho que llevamos casi 20 años colaborando. Prueba inequívoca del valor que damos a vuestra labor social forjada con una notable vocación de servicio hacia las necesidades de las personas más vulnerables. Quiero hacer hincapié sobre todo en el seguimiento que se hace desde Fundación Integra de la integración de estas personas en la empresa. Un acompañamiento particularmente importante para estas personas.

¿Qué le dirías a otras empresas que todavía no han conseguido derrumbar las barreras y miedos que frenan la integración de personas en exclusión social en su plantilla?

Más que contar una historia de casi 20 años, creo que lo más llamativo es lo que podemos “compartir” de nuestra experiencia.

Personalmente creo que en materia de promoción de integración laboral de personas en desventaja social, es importante aprender a “desaprender” y sobre todo aprender a escuchar sin prejuzgar. Porque detrás de todas y cada una de estas personas hay historias de vida y superación de incalculable valor desde el punto de vista humano y empresarial.

Después de todo este tiempo promoviendo la integración laboral de personas en desventaja social si algo hemos aprendido, cuanto menos nosotros, es la importancia de conocer; de ver más allá y sobre todo, de “valorar lo que mutuamente nos podemos aportar”. Y repito: el objetivo no es que se perciba el origen de la presencia de estas personas en la plantilla, sino que poco a poco su talento lo esconda.

Y por último… ¿Tienes alguna inquietud social o recomendación para nosotros que nos ayude a mejorar?

Creo que con la situación actual que vivimos, las empresas, sea cual sea su sector o su tamaño tienen que esmerarse en apoyar a la ciudadanía y no separar su propósito económico de su labor de integración social. Esto siempre ha sido la cultura de Carrefour España, y me alegro de que nos estéis acompañando desde hace tanto tiempo en este camino.