“He ganado en humanidad, perspectiva y foco”, voluntarios de OHL cuentan su experiencia en la escuela de Fundación Integra.

54 voluntarios de OHL han participado, desde que comenzó la colaboración, en la Escuela de Fortalecimiento de Fundación Integra donde imparten talleres socio-laborales a personas en exclusión social para que un empleo les ayude a revertir su situación y puedan comenzar una nueva vida. Les proporcionan las herramientas necesarias para que adquieran habilidades socio-laborales que les permitan ganar seguridad en sí mismos, reconocer competencias y mejorar su autoestima.

Para Tomás García, Coordinador de Proyectos en OHL, colaborar con Fundación Integra “es un regalo”. Comenzó en 2016 como voluntario en la Escuela de Fundación Integra y ha participado en más de 20 talleres. Asegura, haber descubierto un motor desconocido dentro de él, el poder ayudar a otras personas sin esperar nada a cambio. “Siento que Fundación Integra es mi casa y me siento parte del equipo excepcional que lo forman. Conecta con mi propósito y misión en la vida”

Confiesa que ha ganado en humanidad, perspectiva y foco y que ahora, más que nunca “miro desde el corazón, soy más empático y aprendo a escuchar”. Para él, el tiempo se para cuando está en la formación y se lo da a aquellas personas que necesitan una mirada de igual a igual, con confianza. Para Tomás, lo que le hace sentir el colaborar como voluntario impartiendo talleres a personas en exclusión social “no se puede valorar con dinero”.

Rubén Corral, del área de sostenibilidad de la empresa, se ha incorporado este año como voluntario en la Escuela de la Fundación y habla de su experiencia como algo positivo y gratificante. “Siempre resulta bonito poder ayudar de alguna forma, y más en estas fechas, pero cuando ves la implicación e interés de los alumnos la sensación se multiplica”.

Para él uno de sus mayores aprendizajes ha sido el ver cómo algo tan sencillo, como puede ser el preparar un taller, puede ayudar a cambiar la situación de las personas o serviles de inspiración.

Rubén, que dio su primer taller en la Escuela on-line que puso en marcha la Fundación con motivo de la pandemia, quiso trasmitirles que “nunca debemos desesperar, a pesar de que en un principio no nos salgan las cosas”.

En 2020 han sido más de 500 voluntarios corporativos, de empresas como OHL, los que han compartido su tiempo y experiencia con personas en exclusión social en la Escuela de Fundación Integra para ayudarles en su integración laboral.