El COVID19 recrudece las oportunidades de empleo para mujeres en exclusión social

Marta, Sonia, Teresa, Esther, Cristina…son los nombres de algunas de las mujeres que han llegado a Fundación Integra en busca de una segunda oportunidad. Mujeres que han sido víctimas de violencia de género, que han salido de la cárcel, que han dejado las drogas o que buscan vivir con dignidad lejos de la calle. Todas ellas, debido a su situación, se encontraron con barreras sociales y laborales infranqueables que las mantenían invisibles y condenadas a la exclusión.

El empleo es la salida y el punto de apoyo necesario para revertir su situación de vulnerabilidad y mover su mundo hacia la libertad, la autonomía, su futuro y una nueva vida.

En este 8 de marzo, Fundación Integra se une a todas las empresas que colaboran con su labor formando parte de este proceso trasformador, integrando en sus plantillas a mujeres que necesitan un empleo e impulsando entre sus empleados el voluntariado corporativo en la Escuela de Formación de la Fundación.

El 70% de las personas que llega a Fundación Integra son mujeres. Desde 2001, la Fundación ha facilitado 16.500 empleos de los cuales 11.400 han sido para mujeres en situación de exclusión social.

Este año, el Día de la Mujer Trabajadora se sitúa en un escenario de máxima incertidumbre económica, marcado por la crisis de la COVID-19, en el que el indicador del desempleo femenino aumenta, incrementando las desigualdades y reduciendo las oportunidades laborales particularmente para aquellas mujeres que parten de una situación de especial vulnerabilidad*.

La Fundación, mediante el análisis del impacto de su actividad y la sensibilización social reitera su compromiso con el cumplimiento de seis de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas: fin de la pobreza, promoción de la salud y bienestar, igualdad de género, reducción de las desigualdades, trabajo decente y crecimiento económico y alianzas para lograr los objetivos.

Fundación Integra es un puente entre las entidades sociales y las empresas, desempeñando  una labor esencial de acompañamiento individual de la persona para conseguir a través del empleo su integración definitiva en la sociedad .

En 2020 ha conseguido 1.680 empleos de los cuales 1.140 han sido contratos para mujeres en exclusión social. De este número un total de 569 contratos fueron para mujeres que han sufrido violencia; 142 para mujeres con discapacidad; 25 para mujeres que han salido de la cárcel y 25 para ex drogodependientes, entre otros.

Este año Fundación Integra está desarrollando proyectos en colaboración con empresas y otras entidades como Mutua Madrileña, Mary Kay, Banco Santander, Fundación Roviralta, Obra social La Caixa, Fundación Repsol, Bankia, Fundación Endesa y UBS, con el fin de mejorar la empleabilidad de mujeres en exclusión para que puedan, a través de un empleo, salir de la exclusión.

TÚ TAMBIÉN PUEDES COLABORAR OFRECIENDO SEGUNDAS OPORTUNIDADES

*Tasa de riesgo de exclusión social Según el informe AROPE de 2020, elaborado por EAPN, un 27% de las mujeres en España se encuentra en situación de riesgo de exclusión o pobreza, un porcentaje que supera al general, del 26,1% y al de los hombres, del 25,1%.