Miriam Castilla, una vida nueva gracias al compromiso social de El Corte Inglés y Fundación Integra

Miriam Castilla, una vida nueva gracias al compromiso social de El Corte Inglés y Fundación Integra

Miriam Castilla ha comenzado una nueva vida laboral y ha dejado atrás un pasado marcado por la violencia, gracias a la oportunidad que le dieron en El Corte Inglés. Con mucho empeño, valentía y fuerza de voluntad, consiguió salir de esa situación que marcó su vida y la de su hijo. Tras su paso por la Escuela de Fortalecimiento de Fundación Integra, Miriam ha encontrado un empleo estable que le permite ser independiente, vivir con dignidad y sentirse realizada a nivel profesional y personal.

En septiembre de 2022, Miriam llega a la Fundación, derivada por la Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas, tras haber vivido 9 años de maltrato físico y psicológico por parte del padre de su hijo. “Viví nueve años de infierno con amenazas continuas y todo ese tiempo me minó completamente. Intenté acabar con mi vida. Me sentía inútil, mi ex pareja me repetía constantemente que no valía para nada”, confiesa.

Después de nueve años en esta situación, tomó la decisión de dejar a su maltratador y de empezar una nueva vida lejos de la violencia. Tras un largo proceso de recuperación psicológica, llegó el momento de volver al mercado laboral como último paso para retomar las riendas de su futuro.

En la Fundación le brindaron orientación y acompañamiento laboral. “Desde el primer momento en que llegué a Fundación Integra sentí un calor especial. Lola, mi técnico de empleo, escuchó mi historia y me dijo que encontraríamos juntas la vía para ser independiente y así fue”, detalla.

Los técnicos de empleo se encargan de diseñar un plan de formación o inserción de los candidatos para después revisar las ofertas de trabajo y prepararlos para los procesos de selección, teniendo siempre en cuenta el perfil de cada candidato y el ajuste persona-puesto. Miriam inició la formación, basada en talleres prácticos, para recuperar su autoestima y conseguir las herramientas necesarias para comenzar su camino hacia el empleo, pero no le dio tiempo a terminarla. Antes de finalizar los 14 talleres que componen el programa, consiguió un trabajo.

“Me acuerdo perfectamente de ese día, cuando Lola, mi técnico de empleo en la Fundación, me llamó. Vivía en una habitación con mi hijo y la casera iba a echarme. Me vi en la calle, sin trabajo y sin nadie que me ayudara. Ese día, recibí una llamada, habían encontrado un puesto para mí en El Corte Inglés. Me salvó la vida, no me lo creía”.

La formación socio-laboral fue una de las claves para que Miriam consiguiera su trabajo. A través de distintos talleres, pudo fortalecer sus habilidades y aptitudes para superar el proceso de selección con éxito. Una experiencia que valora muy positivamente: “La formación me pareció muy buena. Los voluntarios de distintas empresas nos explicaron cómo hacer un currículum adaptado a cada tipo de puesto y cómo debemos hablar (…) pero además estoy muy agradecida porque me dieron la motivación que necesitaba y esto me ayudó a superar la entrevista en El Corte Inglés”, destaca Miriam.

La historia de Miriam, al igual que la de otras muchas mujeres víctimas, pone de manifiesto la importancia de conseguir un empleo para dejar atrás la violencia y empezar una nueva vida, sin mirar atrás.

El Corte Inglés colabora con Fundación Integra desde mediados del año 2019, formando parte de Compromiso Integra, la red de empresas comprometidas con el empleo socialmente responsable. Gracias a esta colaboración, ha ofrecido más de 260 oportunidades laborales para mujeres como Miriam.

“Mi trabajo me cambió la vida. Pude alquilar una casa para mí y para mí hijo. Mi trabajo es dignidad, me da la vida. Mi hijo me dice, tu trabajando eres feliz. Sin trabajo no tienes nada. Necesitaba un medio para vivir y para darle un futuro. Mi trabajo me aporta me seguridad, estabilidad, paz… Estoy muy orgullosa de mí”.

Después de mucho tiempo, ahora ya no queda nada de esa Miriam del pasado. Se siente una mujer nueva, renovada, con vida, con ilusiones y con muchos sueños por cumplir. “Estoy feliz, mi trabajo me ha dado la estabilidad que necesitaba”, puntualiza.