Fundación Integra cumple 20 años ofreciendo empleo a personas en exclusión social severa y personas con discapacidad

En su trayectoria ha conseguido 17.000 empleos

Fundación Integra, entidad social cuyo objetivo es la integración laboral de personas en exclusión social, cumple esta semana su vigésimo aniversario ayudando a las personas en exclusión social severa y a personas con discapacidad a encontrar un empleo. Se trata de personas que han salido de la cárcel, que han dejado las drogas, mujeres que han sido maltratadas y prostitutas, entre otras. Para ello, la fundación se encarga de crear puentes de colaboración entre entidades sociales y empresas aportando un valor diferenciador en la sociedad, en las empresas y en las personas.

En sus 20 años de funcionamiento, Fundación Integra ha conseguido 17.000 puestos de trabajo en más de 100 empresas de Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía, Aragón e Islas Baleares y ha logrado que cada año unas 1.400 personas se integren.

Fundación Integra nace de una inquietud personal de Ana Botella, su presidenta ejecutiva, quien se dio cuenta de que, incluso en una época de pleno empleo en España como era 2001, había muchas personas que no podían acceder al mercado laboral.

 “Puse en marcha esta fundación con la firme creencia de que el trabajo es la mejor medida social,  pues dignifica a la persona y la hace autónoma; y de que las empresas tienen un papel vital en la integración de colectivos desfavorecidos”, afirma Ana Botella.

20 años de empleo socialmente responsable

En 20 años la realidad de la responsabilidad social corporativa ha cambiado mucho y ahora las empresas llevan en su ADN implícito mejorar y generar no sólo impacto económico sino tambien impacto social y ambiental.

Actualmente son 13 empresas las que forman parte del Patronato de la Fundación y 50 compañías colaboradoras las que están en Compromiso Integra, la red de empresas comprometidas con el empleo socialmente responsable y la integración laboral y que pone en marcha la Fundación en 2015.

Fundación Integra evalúa la situación de cada una de las personas que llegan a la fundación y diseña un itinerario de integración personalizado basado en el fortalecimiento emocional de la persona y la formación en habilidades socio-laborales que imparten voluntarios corporativos de las empresas colaboradoras. En estos años han pasado por la Fundación más de  2.000 voluntarios. La incorporación de las personas se realiza en total anonimato en las empresas para asegurar su integración real y definitiva a la sociedad.

En su voluntad de seguir aportando a la sociedad, Fundación Integra continuará su labor y afronta nuevos retos como conseguir estar presente en más comunidades autónomas españolas y que la mayoría de las empresas en España se planteen ofrecer empleo social. Por supuesto, la transformación digital es uno de los grandes retos a los que se tendrá que enfrentar Fundación integra ya que las nuevas profesiones requieren competencias digitales.