Finaliza la V edición del programa “De mujer a Mujer”, que busca mejorar la empleabilidad de las mujeres víctimas de violencia de género

Fundación Integra y Banco Santander han clausurado la quinta edición del proyecto “De Mujer a Mujer”, un programa de mentoring en el que, cada año, quince profesionales de Banco Santander acompañan durante seis meses a quince mujeres que han sufrido violencia de género para empoderarlas en su acceso al mundo laboral. Casi 80% de las mujeres que han participado en las cuatro ediciones anteriores han conseguido trabajo. En esta edición, 10 de las 15 mujeres que han participado han encontrado trabajo.

Alexandra Brandao, directora global de recursos humanos de Santander ha señalado que “para Banco Santander el voluntariado es una palanca fundamental de nuestra cultura y de nuestra misión, que es contribuir al progreso de las personas y de las comunidades en las que estamos presentes”. “A través de estos programas nuestros empleados se involucran activamente en el compromiso social del banco y colaboren en la mejora de nuestro entorno y, más concretamente, de los colectivos más vulnerables”, ha destacado. Además, “nos ayudan a que nuestros voluntarios desarrollen competencias esenciales como: adaptación al cambio, gestión en entornos complejos, comunicación, trabajo en equipo y empatía, que son competencias muy necesarias en estos tiempos”.

Ana Botella, Presidenta de Fundación Integra ha agradecido la labor que desempeñan las mentoras en la recuperación de estas mujeres, ayudándolas a confiar en sí mismas y siendo un referente para ellas. También ha resaltado el papel que juegan empresas como Banco Santander, “no solo en el desafío económico al que tienen que hacer frente debido a la pandemia sino también a su apuesta y compromiso, ahora más que nunca, con los grandes retos sociales que por desgracia siguen estando presentes en la sociedad”

“De mujer a mujer” es una iniciativa de voluntariado corporativo que, a través del mentoring y la formación en la búsqueda de empleo, tiene como objetivo ofrecer oportunidades laborales a las mujeres víctimas de violencia de genero. En esta quinta edición, que ha sido en su mayor parte en formato virtual, igual que la anterior, las participantes han tenido sesiones individuales con sus mentoras y actividades grupales que han incluido talleres, conferencias y dinámicas de role play, en las que han simulado entrevistas de trabajo.

Las mentoras, que han recibido formación por parte del banco y de la Fundación Integra en colaboración con Fundación Humaniza, se han convertido en referentes profesionales de estas mujeres y han trabajado con ellas a corto y medio plazo para mejorar su empleabilidad y orientarlas en su búsqueda de empleo.

El proceso de mentoring se ha diseñado para que las mujeres que participan tengan una hoja de ruta que incluye asesoramiento, intermediación, seguimiento y formación en la Escuela de Fortalecimiento de Fundación Integra, un programa con el que han trabajado su fortaleza personal, habilidades y conocimientos. Todo ello orientado a conseguir un empleo que les permita empezar una nueva vida lejos de la violencia contra la mujer.

María, una de las participantes de la quinta edición del proyecto “De Mujer a Mujer” reconoce que “ha habido un antes y un después en mi vida. El acompañamiento de mi mentora me ha hecho recuperar la confianza en mí y volver a saber lo que valgo. Gracias a este fantástico proyecto he conseguido incorporarme al mercado laboral y dejar de mirar atrás. Me habéis dado esperanza”

Banco Santander y Fundación Integra colaboran desde 2015, año en el que un proyecto de la fundación sobre integración laboral de mujeres víctimas de violencia de género resultó ganador en la Convocatoria de Proyectos Sociales “Euros de tu nómina”. Con el apoyo de empresas como Santander, Fundación Integra ha conseguido más de 17.000 puestos de trabajo para personas en situaciones vulnerables que, gracias a su empleo, han empezado una nueva vida.