Mutua Madrileña y Fundación Integra unidas para ayudar a mujeres víctimas de violencia en su camino hacia su recuperación y el empleo

Mutua Madrileña y su fundación, por cuarto año consecutivo, colaboran con Fundación Integra a través del proyecto “Juntas” para ayudar a mejorar la empleabilidad de mujeres que han sufrido violencia de género, para que puedan comenzar una nueva vida.

Al finalizar la IV edición de este proyecto 28 mujeres víctimas de malos tratos disponen de las herramientas necesarias para encontrar un trabajo que les va a permitir salir del maltrato y rehacer su vida con independencia económica y al lado de sus hijos.

Una de las claves de este proyecto son las 30 profesionales voluntarias de Mutua Madrileña que han compatido su tiempo y experiencia con estas mujeres impartiendo formación socio-laboral en los talleres de la Escuela de Fundación Integra.

“El hecho de que ellas también sean mujeres se convierte en algo esencial, porque para nosotras son referentes, y su opinión se multiplica por 20”, afirma María, una de las mujeres que ha participado en este proyecto para la que esta formación ha supuesto un antes y un después en su vida, “todas las que estamos aquí nos encontrábamos desorientadas”. Para ella, que lleva muchos años sin trabajar, esta formación le ha quitado el miedo a enfrentarse a una entrevista de trabajo, se siente ahora más segura. Las voluntarias de Mutua Madrileña “nos han cambiado la mirada”.

Las voluntarias de la compañía contribuyen así a que estas mujeres puedan desarrollar nuevas habilidades y competencias para superar con éxito una entrevista de trabajo y les ayudan en su fortalecimiento personal para que rompan el círculo de la violencia y encuentren un empleo.

Janette, otra de las participantes, se encuentra muy optimista después de pasar por esta formación: “cuando comencé la semana en la Escuela estaba muy bajita a nivel psicológico. Tocar fondo y hacer estos talleres me han dado luz. Siento más confianza en mí misma”.

El objetivo de este proyecto es que estas mujeres puedan afrontar una nueva etapa en sus vidas, con los recursos necesarios para su incorporación a la vida profesional: motivación, confianza, formación y estrategias de acción.

Al finalizar el proyecto el 39% de las mujeres beneficiarias han tenido una oportunidad laboral, tras la formación impartida por las voluntarias de Mutua Madrileña.

Para Marta Seco, la experiencia ha sido muy gratificante. “Sientes que lo que transmites puede ser útil a personas que han sufrido y, sobre todo, ayudarles a tener un futuro profesional”. Marta está segura de que esta formación “es fundamental para que mujeres víctimas de violencia pierdan un poco el miedo a iniciarse (o reincorporarse) en el mundo profesional, para acercarles otra realidad”

“Ha sido una gran oportunidad para aprender de ellas y junto a ellas … “JUNTAS”, afirma otra voluntaria del proyecto,  Monserrat de la Osa. Ellas me han recordado que todos somos vulnerables y a la vez que todos llevamos un héroe dentro”. Ella también resalta lo que le ha supuesto compartir con sus compañeras de Mutua estos talleres  “ha sido un placer”. Para Monserrat estos talleres le ha supuesto todo un reto en el ámbito profesional porque ha salido de su zona de confort.” He conocido cosas que no sabía del área de los recursos humanos, derechos y obligaciones del trabajador”, afirma.

Desde que comenzara el proyecto más de 100 empleadas de la compañía han participado en él como voluntarias.

Gracias a la colaboración de empresas como Mutua Madrileña, Fundación Integra ha podido facilitar más de 5.350 contratos a mujeres víctimas de violencia de género.